Día Internacional de Preservación de la Capa de Ozono

[vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]Los esfuerzos para la protección de la capa de ozono también se suman a las acciones para enfrentar el cambio climático, gracias a la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal. Mediante esta enmienda se procura la eliminación del uso de los gases hidrofluorocarbonos (HFC) en los sistemas de refrigeración y climatización, puesto que tienen un alto potencial de calentamiento de la temperatura del planeta, incidiendo en el calentamiento global.

La implementación del Protocolo de Montreal en nuestro país es competencia del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, una de las entidades que conforman el Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL).

Se ha indicado que la implementación plena de la Enmienda de Kigali podría evitar hasta 0.4 grados centígrados de calentamiento global a fines de este siglo mientras se continúa protegiendo la capa de ozono, contribuyendo a los objetivos del Acuerdo de París sobre Cambio Climático.[/vc_column_text][vc_wp_text]

[/vc_wp_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″][corporatepro_sectiontitle layout=»layout2″ title=»Noticias»][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»1″ style=»load-more» element_width=»12″ gap=»20″ orderby=»rand» item=»4187″ btn_title=»Leer mås..» btn_size=»sm» grid_id=»vc_gid:1568661890574-721faa47-da53-3″ taxonomies=»42″][/vc_column][/vc_row]

Acciones nacionales de mitigación apropiadas (NAMAs)

celdas

Las Acciones Nacionalmente Apropiadas de Mitigación (NAMAs, por sus siglas en inglés) fueron formalizadas como una opción de mitigación para los países en desarrollo en el contexto de la negociación sobre acción cooperativa a largo plazo en el marco de la Convención, bajo el Plan de Acción de Bali adoptado en la 13° sesión de la COP celebrada en Bali, Indonesia en el año 2007. El Plan de Acción de Bali proponía el examen de “Medidas de mitigación apropiadas a cada país por las Partes que son países en desarrollo en el contexto del desarrollo sostenible, apoyadas y facilitadas por tecnologías, financiación y actividades de fomento de la capacidad, de manera mensurable, notificable y verificable”. Aunque subsisten diversas interpretaciones y lecturas sobre la definición y la propia noción de “NAMAs”, de modo general se entiende que éstas serían acciones propuestas por los países en desarrollo que reducen las emisiones de gases de efecto invernadero por debajo del nivel que resultaría de seguir haciendo las cosas como hasta ahora (es decir, seguir una trayectoria business – as usual – BAU por sus siglas en inglés). Las NAMAs pueden abarcar tanto los esfuerzos para construir capacidades para reducir emisiones como las propias medidas para reducirlas y pueden adoptar la forma de políticas y medidas, regulaciones, estándares, programas e incluso de incentivos financieros. Las NAMAs, asimismo, podrían incluir uno o más sectores y también sería posible desarrollar más de una NAMA en un solo sector. Debido a su alcance, amplitud y flexibilidad, las NAMAs pueden convertirse en un puente entre los países desarrollados y en desarrollo para facilitar la mitigación, pues se entiende que están en línea con el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas establecido en la Convención. La negociación internacional en cambio climático permitió que el concepto de “NAMA” fuera paulatinamente elaborado y refinado desde su inserción inicial como objeto de negociación. Actualmente, las NAMAs representan lo que parece ser un mecanismo prometedor y efectivo para contribuir sustantivamente a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en el período post-2012 en la escala que se necesita para revertir la tendencia de crecimiento secular que aquellas exhiben. Asimismo, las NAMAs habrán de permitir canalizar recursos financieros y tecnológicos y hacerlo de modo tal de que las acciones de mitigación puedan ser reconocidas y mensuradas, y que esas acciones sean apropiadas a las propias circunstancias de los países en desarrollo; al mismo tiempo, su ejecución hará posible acceder a los recursos financieros, tecnológicos y de asistencia técnica que son necesarios para la materialización de esas acciones y que deberán ser proveídos por los países desarrollados. Algunas propuestas iniciales referidas a las NAMAs, su alcance y configuración, sugieren que podría haber tres diferentes categorías de NAMAs:

  •  Las NAMAs unilaterales, consistentes en acciones autónomas realizadas por los países en desarrollo

para lograr reducciones de emisiones sin contar con apoyo o financiamiento externo;

  •  Las NAMAs con asistencia y soporte, o cooperativas, que consisten en acciones

ejecutadas por los países en desarrollo que se llevan a cabo con apoyo financiero o
de otro tipo provisto por los países desarrollados y que resultan en reducciones más
elevadas que las que provienen de acciones que se ejecutan unilateralmente;

  •  Las NAMAs que generan créditos al producir reducciones de emisiones que exceden

     las que ocurrirían en caso de ponerse en marcha NAMAS con apoyo; este diferencial
positivo de reducciones permitiría, en algunas propuestas, que haya NAMAs y
acciones basadas en NAMAs cuyas reducciones excedentes produzcan títulos de
crédito que puedan volcarse al mercado global de carbono.
Sin embargo, debe observarse que una NAMA puede tener diversos componentes y que cada
uno de ellos puede conllevar una diferente categoría: así una NAMA podría tener acciones de
carácter unilateral, otras con soporte y otras que generen reducciones que pudieran ser
susceptibles de transacción en los mercados de carbono.
Los resultados de las últimas sesiones de la Conferencia de las Partes – la 16° y 17° -,
celebradas en Cancún y Durban respectivamente – mostraron progresos en materia de
elaboración del concepto de “NAMA”, incluyendo la creación de un registro para consistir la
oferta de NAMAs por un lado y de apoyo financiero y tecnológico por el otro, el acceso a los
recursos financieros que podrían provenir del Fondo Climático Verde y las orientaciones para
elaborar criterios para que las reducciones sean sometidas a escrutinio de manera mensurable,
reportable y verificable [MRV].
Fuente: Finanzas de Carbono – Finanzas sobre Financiamiento de Carbono para América Latina.
NAMAs de la República Dominicana
La República Dominicana tiene actualmente dos NAMAs registradas en la Convención

El diseño de esta NAMA para el sector turismo y desechos sólidos, fue elaborado por el Centro para Políticas de Aire Limpio (CCAP por sus siglas en inglés) junto al CNCCMDL, mediante una serie de consultas y reuniones llevadas a cabo con los actores claves de los sectores tanto del turismo como desechos sólidos como Ministerio de Turismo, Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, la Comisión Nacional de Energía, la Liga Municipal Dominicana, la Federación Dominicana de Municipios, las Mancomunidades, la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes, el Centro Dominicano de Competitividad Turística, la Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental, entre otros. El apoyo financiero para el diseño de la NAMA turística fue otorgado por el Gobierno de Canadá a través del Ministerio de Medio Ambiente de Canadá. Recientemente, esta NAMA ha sido presentada por el CNCCMDL al NAMA Facility, que consiste en un fondo diseñado para apoyar a los países en desarrollo que muestran el liderazgo en la lucha contra el cambio climático y quieren implementar cambios transformacionales dirigidos por los mismos países dentro de la arquitectura global de mitigación existente en el corto plazo. Este fondo fue anunciado el 6 de diciembre de 2012, por el Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) y el Departamento de Energía y Cambio Climático (DECC) del Reino Unido en la 18 Conferencia de las Partes (COP 18) de Cambio Climático de las Naciones Unidas en Doha, Qatar. Ambos países han comprometido unos 100 millones de Euros para dar apoyo a estos países interesados en implementar estas acciones de mitigación. Estas acciones permitirán obtener beneficios sociales, económicos, salud, seguridad energética, reducción de importación de combustibles fósiles, entre otros. Estas NAMAs presentadas forman parte de las llamadas ‘Ganancias Rápidas’ dentro del Plan Económico Compatible con el Cambio Climatico (Plan DECC). Las ‘Ganancias Rápidas’ comprenden los sectores Turismo, Cemento y Desechos Sólidos, y forman parte de las palancas de abatimiento para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero de la República Dominicana al 2030 y tomando como línea base las emisiones del año 2010. En el corto plazo, el CNCCMDL iniciará la fase de diseño de otra NAMA, esta estará enfocada a la Eficiencia Energética y el uso de Fuentes de Energías Renovables en el sector Industrial de la Republica Dominicana, logrando de esta manera fortalecer las acciones dentro del Plan DECCC y a su vez cumplir con la meta de reducir las emisiones del país en un 25% al año 2030, de acuerdo a lo establecido en la Ley 1-12 de la Estrategia Nacional de Desarrollo-2030 en uno de sus indicadores.

La ciencia del cambio climático

Puente

El clima se puede definir como el ‘tiempo promedio’ y se describe en términos de la media y la variabilidad de sus principales características como temperatura, precipitación y viento durante un periodo de tiempo que puede extenderse de meses a miles o millones de años.

El clima refleja como el tiempo se comporta a largo plazo y, como tal, es necesario hacer la distinción con el tiempo que es la condición meteorológica que experimentamos diariamente, caracterizada por la precipitación, el viento, la temperatura, etc. Las condiciones meteorológicas, como la temperatura promedio anual de la superficie de la Tierra, cambian en el transcurso del tiempo. Los pequeños cambios de estas condiciones pueden provocar eras de hielo o periodos de calentamiento.

Durante el último siglo, se ha observado un aumento de la temperatura de superficie de la Tierra de +0.76ºC. Existen varios factores naturales que pueden ejercer influencia sobre el clima, como son los cambios de la órbita terrestre alrededor del sol, las erupciones volcánicas o los periodos de actividad solar aumentada o disminuida. Sin embargo, la tendencia de calentamiento actual está ligada, principalmente, con el aumento en la atmósfera de la concentración de gases de efecto invernadero (GEI) que atrapan el calor, como son el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el óxido de nitrógeno (N2O).

El Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) de 2007 confirmaba que el calentamiento mundial es inequívoco y que probablemente se deba a las actividades humanas (las
llamadas actividades antropogénicas) y ha ido aumentando desde el principio de la era industrial (hacia 1750).
Estas actividades incluyen, entre otras, la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas), la destrucción de la superficie forestal y las prácticas agrícolas que provocan el aumento en la concentración de
GEI en la atmósfera.

Los efectos del calentamiento mundial ya se pueden observar en el derretimiento de glaciares, el aumento en la frecuencia de eventos meteorológicos extremos como son, la sequía, los ciclones o tormentas de lluvia, la subida del nivel del mar y los cambios en el crecimiento de las plantas que afectan a la agricultura y la producción alimentaria. Se espera que se intensifiquen estos y otros cambios observados y que tengan un grave impacto sobre la humanidad y el medio ambiente a nivel mundial, sobre todo si no se toman medidas drásticas para reducir las emisiones de GEI a la atmósfera.

Los gases de efecto invernadero –GEI

El Potencial de Calentamiento Global (GWP) es una medida relativa del efecto radioactivo de los gases de efecto invernadero comparado con el dióxido de carbono (CO2).

En otras palabras, el GWP indica cuantas toneladas de CO2 es equivalente a 1 tontonelada de emisión de cada gas.

Seis gases son definidos como gases de efecto invernadero, los cuales causan el calentamiento global: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), oxido nitroso (N2O), hidrofluorcarbono (HFC), perfluorcarbono (PFC), y sulfuro hexafluorido (SF6). Continue reading «Los gases de efecto invernadero –GEI»

Componentes de la adaptación

La adaptación al cambio climático tiene varios componentes: observación, evaluación de impacto y adaptación, planeación, acción, monitoreo, evaluación y gestión del conocimiento.

Observación

La observación de las variables climáticas y no climáticas, socioeconómicas y ambientales apoya la investigación para disminuir los impactos del cambio climático. La Organización Meteorológica Mundial (OMM), el Sistema Mundial de Observación de los Océanos, el Sistema Mundial de Observación Terrestre y el Sistema Mundial de Observación del Clima son las fuentes principales de los datos de observación. Continue reading «Componentes de la adaptación»

Adaptación: visión general

La adaptación al cambio climático se refiere a los ajustes que se hacen en los sistemas ecológicos, sociales o económicos, en respuesta a los estímulos climáticos reales o esperados, así como a sus efectos. Trata de los cambios para moderar los daños potenciales o para beneficiarse de las oportunidades.

Bali, Cancún, Durban, Doha y Nairobi

El Plan de Acción de Bali, adoptado en la XIII Conferencia de las Partes (COP13) en Bali, Indonesia, en diciembre de 2007, identificó la adaptación como uno de los pilares fundamentales para una futura respuesta fortalecida con el cambio climático que permita la aplicación plena, eficaz y sostenida de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) mediante una cooperación a largo plazo acción, de aquí a 2012 y después. Continue reading «Adaptación: visión general»

El Protocolo de Kioto

Emiisiones de CO2

Los debates internacionales sobre el calentamiento global y el cambio climático desde fines del decenio de 1980 dieron lugar a la adopción de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que posteriormente fue firmado por 154 países durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), llamada “Cumbre de la Tierra”, celebrada en Río de Janeiro en Junio de 1992.

La Convención (CMNUCC), declara los principios para tratar con el calentamiento global y el cambio climático que las partes en esta convención deben proteger el sistema climático en beneficio de las generaciones presentes y futuras de la humanidad, sobre la base de la equidad y de conformidad con su objetivo común, pero responsabilidades diferenciadas y respectivas capacidades. Continue reading «El Protocolo de Kioto»

El mecanismo de desarrollo limpio (MDL) (**)

El Mecanismo de Kioto se introduce como una medida complementaria para lograr objetivos individuales de reducción de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) de las partes (países industrializados) mediante el suministro de tres “mecanismo de flexibilidad” para reducir los costes globales de reducción de GEI.

Estos mecanismos permiten a las partes acceder a oportunidades rentables de la reducción de emisiones, o remover carbono de la atmósfera, en otros países. La idea de estos mecanismos viene del reconocimiento de que la limitación del coste varía de región a región mientras el efecto para la atmósfera de la limitación de las emisiones es el mismo, independientemente de donde se tome la acción. Continue reading «El mecanismo de desarrollo limpio (MDL) (**)»

Mitigación del impacto del cambio climático

[vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text el_class=»text-justify»]Las sociedades pueden responder al cambio climático reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentando los sumideros y reservorios. La capacidad para hacerlo depende de las circunstancias socio-económicas y ambientales y de la disponibilidad de información y tecnología. Con este fin, se ha puesto a la disposición de los gobiernos una gran variedad de políticas e instrumentos de creación de incentivos para las medidas de mitigación.

La mitigación es esencial para alcanzar el objetivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) de estabilizar la concentración de GEI en la atmósfera. La Convención requiere que: Continue reading «Mitigación del impacto del cambio climático»

El calentamiento global (**)

[vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text el_class=»text-justify»]

Se conoce como Calentamiento Global al incremento en la temperatura de la Tierra causado por en incremento el de los gases invernadero en la atmosfera. Debido a que la temperatura promedio de la Tierra se ha incrementado aproximadamente 0.8 ˚C desde los finales del siglo XIX inicios del siglo XX. Se cree que una de las causas del calentamiento global es la actividad humana, principalmente el uso de combustibles fósiles, la deforestación y el sobre explotación de recursos naturales.

El calentamiento global nos afecta en un sinnúmero de maneras desde la agricultura hasta los patrones mundiales de precipitación. Por ejemplo debido al incremento de temperatura muchas plantas están dando su fruto mucho antes de lo pautado y los patrones migratorios de varias especies de animales también, esto es solo para mencionar cambios “menores” en los patrones biológicos de la tierra. Otro efecto rápido y alarmante es el derretimiento de los polos causado por el incremento de la temperatura. Estudias han revelado que en el los 150 años aproximadamente, tanto el Polo Norte como es SUR han visto afectados por el calentamiento global, esto trae graves consecuencias tales como la desalinización de los mares (ya que agua en las capas polares son de agua dulce) y esto a su vez causa cambios en la circulación termohalina, desatando cambios en clima mundial.

Si los seres human son causantes en parte por el calentamiento global es también posible que el ser humano pueda ayudar a atenuar sus causas. ¿Cómo? Fácil, cambiando la manera excesiva en la que se usan los recursos naturales. Ejemplo: conservando energía, moderar el uso de recursos naturales (ejemplo: agua) y sus derivados (ejemplo: papel), reforestando y tener en cuento que somos parte del problema pero podemos ser parte de la solución.

[/vc_column_text][easy-social-share buttons=»facebook,twitter,google»][/vc_column][vc_column width=»1/3″][corporatepro_sectiontitle layout=»layout2″ title=»Noticias»][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»1″ style=»load-more» items_per_page=»2″ element_width=»12″ gap=»20″ orderby=»rand» item=»4187″ btn_title=»Leer mås..» btn_size=»sm» grid_id=»vc_gid:1494940759416-702d84ae-8389-9″ el_class=»text-justify» taxonomies=»42″][vc_column_text el_class=»text-justify»][facebook https://www.facebook.com/CNCCMDL/ social_plugin=»false» posts=1][/vc_column_text][vc_sw_twitter title=»» limit=»3″ el_class=»text-justify»][/vc_column][/vc_row]